Compartir

El verano es una temporada en la que conocemos gente nueva, estamos más relajados y viajamos. Un estudio ha demostrado que el 41% de los encuestados que declaran haber sido infieles este verano han vivido su aventura en la playa. Pero no hace falta irse de vacaciones porque también un 24% admiten infidelidades en su ciudad de residencia.

La infidelidad no entiende de sexos. El 36% de las mujeres reconoce haber tenido un affaire durante las vacaciones veraniegas, igual que han confesado el 46% de los hombres. El sitio preferido es la playa, por el buen tiempo y el sol, mientras que la casa también es otro sitio de referencia para mantener una aventurilla.

Para el 72% de los encuestados, la infidelidad solamente se quedó en una mera aventura de una noche y no lo volverían a repetir. Nada más que el 12% declaran estar todavía en contacto con él o ella. Los cuernos más comunes en esta temporada han sido con personas desconocidas, con quienes no han podido sucumbir la tentación de probar cosas nuevas.