Compartir

Un policía turco se hizo un desafortunado selfie. Desafortunado porque justo detrás de posición, en el puente sobre el estrecho de Bósforo en Estambul, había un hombre que pretendía saltar desde ese lugar y suicidarse.

El momento de la instantánea fue captado desde otro ángulo por un transeúnte, donde se puede apreciar a la perfección la posición del hombre que intentaba quitarse la vida.

El agente de seguridad que se hacía el selfie ha sido procesado mientras que el hombre que se tiró desde el puente falleció en el acto y su cuerpo fue encontrado por la Policía unas horas después del suceso.

En las redes sociales se está comentando el suceso y muchos hablan de montaje. De momento, la investigación está abierta.