Compartir

Un joven se encontraba jugando al famoso 'shooter', Counter Strike, cuando un escuadrón de SWAT entró en su casa para detenerlo. El escuadrón irrumpió en su casa tras una denuncia falsa.

No es la primera vez que ocurre algo parecido, hace unos meses le pasó lo mismo a un jugador de Call of Duty. Las autoridades siguen buscando al denunciante anónimo que hizo desplegar las unidades a la casa del jugador.

El jugador estaba retransmitiendo la partida a través de 'Twich', un programa que sirve para emitir en directo. Por suerte todo ha quedado en un susto, pero el afectado ha decidido subirlo a Internet.