Compartir

Bradley Hardison, de 24 años, no podía imaginarse que sería detenido tras participar en un concurso de comer donuts y ganar. Todo comenzó cuando Hardison acudió a este concurso que la policía de la ciudad de Elizabeth City, en Carolina del Norte, celebra todos los años con motivo de una fiesta contra el crimen.

Bradley ganó el concurso tras comerse ocho donuts en dos minutos y esta dulce victoria le valió un reportaje en el diario 'Daily Advance'.

Este reportaje llamó la atención de Max Robeson, el sheriff del condado de Camden, quien aseguro que Hardison era sospechoso de robo en dos comercios de la zona y que hace nueve meses intentaron interrogarlo pero no habían dado con su paradero.

El sheriff ordenó a sus agentes que trasladaran al ganador del concurso a comisaría y, tras ser identificado, permanece en prisión desde el pasado viernes.