Compartir

La madre de una niña de cuatro años con cáncer pidió a la compañía Mattel que aumentara la producción de barbies calvas para ayudar a su pequeña a superar el trauma que le había causado la terrible enfermedad. La empresa aceptó y se ha empezado a comercializar muchas más muñecas sin pelo.

Así se ha conseguido ayudar a las niñas que padecen de cáncer y que son fieles seguidoras de la Barbie. La muñeca se llama Ella y aunque no tiene pelo, se vende con un montón de complementos y pelucas.

La empresa ha asegurado que ampliará la producción para apoyar a las pequeñas enfermas y comenzará a distribuirlas por hospitales infantiles y organizaciones humanitarias de todo el mundo. “Ella Barbie Quimioterapia” es el nombre que se le ha dado a este modelo con el que ya juegan miles de niñas que comparten sus fotos a través de Facebook.