Compartir

Una joven rusa intentó persuadir al empleado de la grúa que se iba a llevar su coche haciendo un striptease y mostrando sus dotes de bailarina ante la atónita mirada de los transeúntes. Todo el numerito que montó fue grabado por un videoaficionado.

La mujer se quitó los zapatos y vestida con ropa interior y un top intentóconvencer a los oficiales para que bajaran su coche.

Para desgracia de ella, sus movimientos sensuales no lograron que su coche fuera devuelto al suelo, pero al menos ella lo intentó.