Compartir

Noah es un niño de ocho años del estado de Idaho que ha completado junto a su hermano Lucas, que tiene una malformación cerebral que le impide hablar, caminar o comer de forma autónoma, un minitriatlón en el que cargó con él durante todo el recorrido. Para realizar tal hazaña, el mayor de los jóvenes se entrenó durante tres meses.

Con este gesto, Noah mostró el amor y cariño que tiene hacia su hermano pequeño. Los dos familiares tienen una gran conexión y pasan la mayor parte del tiempo juntos viendo dibujos animados y yendo por el vecindario en bicicleta. 

Según informa el 'Ny Daily News', cuando Noah se enteró de la existencia de ese triatlón, rápidamente le indicó a su madre que quería participar junto a su hermano. En declaraciones a la KTVB, una televisión del estado americano, el joven dijo: “Me gusta todo de él, es perfecto”.