Compartir

Los chinos y sus costumbres no dejarán de sorprendernos nunca. La última moda en el país oriental es la de ir al Ikea para dormir la siesta. 

En los últimos años se ha hecho habitual ir a algún sitio público a echarse una cabezadita e incluso existen apps como Google Naps que te indican donde puedes hacerlo. 

En China se ha convertido en una práctica habitual ir a la famosísima cadena sueca para descansar en cualquier cama sofá, cama o chaise-long cómoda que encuentren. 

No hay vergüenza que valga, lo importante es poder descansar del agobiante calor y con Ikea han dado con la combinación perfecta: mobiliario confortable+ aire acondicionado. 

Os estaréis preguntando si los empleados de las tiendas no tienen nada que decir al respecto. La respuesta es que no. Al parecer, estos clientes tan 'comodones' no les molestan en absoluto e incluso consideran que es una buena estrategia de marketing.