Compartir

España es un país con una gran variedad de acentos. Algunos de ellos nos encanta escucharlos, es más, nos derriten por completo. Y mira que es complicado que nos seduzcan pero el escuchar ciertos acentillos nos vuelve loca.

Así lo ha demostrado un estudio de Gleenden, en el que el acento que se lleva el broche de oro es el madrileño. A las casadas y a las solteras les encanta la seducción del fuerte tono masculino de la capital, con ese puntillo chulesco y gracioso que crea un cóctel exótico que enamora.

En segundo lugar está el canario. Ese peculiar tono que parece caribeño suave y cariñoso. Este cálido acento es de los más sugerentes de España para casi todas las mujeres, que se derriten nada más escuchar una palabra. Las islas se preparan para sus meses más veraniegos y, seguramente, más ligones.

El gallego se lleva el bronce por la musicalidad que transmite, esa sensibilidad que las seduce al instante. Tiene una musicalidad que, al igual que el argentino o el italiano, encanta a las mujeres. Un tono suave y tierno que hace soñar… ¡Ay, ese gallegiño!