Quantcast

El gato atrapado en un amortiguador durante 80 kilómetros de trayecto

“Pensé que un gato podría estar bajo el coche, así que miré pero no pude verlo. A pesar de todo, todavía podía oírlo. Después de buscar y buscar, por fin vi algo peludo y me di cuenta de que el gato de alguna manera había quedado atrapado dentro de la suspensión”, explicó este hombre.

Intentó liberar al animal con ayuda e un empleado de la gasolinera, pero al no poder conseguirlo, decidieron llamar a la policía y los bomberos que, finalmente, decidieron hacer la única cosa posible: desmontar la suspensión para sacar al pequeño felino de allí.

Comentarios de Facebook