Compartir

Tras el ataque del animal, que arroyó a la mujer de un soplido, los cuidadores del animal y alguno de los compañeros de la mujer en esta extraña función socorrieron a la artista. El susto es tremendo y ella parece encontrase en estado de shock. Al final, las secuelas físicas solo fueron cuatro costillas rotas. Pero todo pudo haber sido mucho peor. Cosas de incorporar animales salvajes vivos a los espectáculos en vivo.