Compartir

1Antes de comenzar con nuestra lista conviene hacer alguna advertencia para actuar con responsabilida

Antes de comenzar con nuestra lista conviene hacer alguna advertencia para actuar con responsabilidad. Es verdad que no todas las grasas son iguales. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y Nutrición (EFSA) recomienda que, del total de calorías consumidas a lo largo del día, no menos del 20% ni más del 35% provenga de grasas. El consumo de grasas saturadas y grasas trans debería ser lo más bajo posible. En cambio, las grasas mono y poliinsaturadas pueden reducir el colesterol LDL -llamado colesterol “malo”- y el riesgo de enfermedad coronaria. Y hay que recordar que las grasas son necesarias: En ocasiones, el nutriente mayoritario en un alimento son las grasas -es el caso de los aceites-. El papel de estas últimas en el organismo es muy importante: abarca desde la obtención de energía hasta el aislamiento y protección de los órganos, sin olvidar que también forman parte de las membranas celulares, las hormonas y muchas otras sustancias. O sea, que las necesitamos. A continuación, la lista de los alimentos naturales más grasos, según Consumer: 1.- Aceites vegetales: En más del 99% de su composición, son grasas repartidas, sobre todo, entre ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados. Por su relación con nuestro entorno y por las propiedades saludables atribuidas a su contenido en ácido oleico y polifenoles, se aconseja el consumo de aceite de oliva virgen.

Atrás