Compartir

Los perros también necesitan darse el ' sí quiero' y si puede ser por todo lo alto, mejor que mejor. Al menos así lo entiende una mujer británica dueña de dos “perros enamorados” a los que ha pagado una boda de más de 2.500 euros.

La mujer asegura que entiende que desde fuera piensen que es una verdadera locura hacer este gasto en una boda canina, pero para ella es “era una inversión necesaria ya que están muy enamorados”.