Compartir

Un joven de 25 años murió este fin de semana en la ciudad Suzhou (China) de forma repentina, tras pasar varias noches sin dormir con el fin de ver los partidos del Mundial de Brasil. Según los médicos chinos, y tal como recoge la agencia oficial Xinhua, la causa de la muerte estuvo relacionada con una excesiva falta de sueño aunque no precisaron si la causa fue el agotamiento o un posible ataque al corazón.

El cuerpo del joven fue hallado muerto en su habitación la mañana del pasado sábado frente a su televisión, pocas horas después de que acabara el partido entre España y Holanda (1-5), a las 5 de la mañana en China.

La diferencia horaria de Brasil con China, de 11 horas, obliga a los aficionados que quieran ver en directo los partidos que lo hagan de madrugada y los médicos recomiendan no abusar de la falta de sueño y ver los partidos con cautela.

Aunque China no se clasificó para este Mundial, el campeonato ha levantado una gran espectación en el gigante asiático. No es la primera vez que una desgracia de este tipo ocurre en China. En los Mundiales de Sudáfrica 2010 y Alemania 2006 se publicaron noticias de espectadores chinos que fisíco o incluso murieron de agotamiento.