Compartir

Una adolescente de 16 años resultó herida al caer de una de las gradas del estadio Moisés Lucarelli, en Campinas (Sao Paulo), donde Portugal llevó a cabo su primera sesión de entrenamiento en Brasil. La joven sufre un traumatismo en la cabeza y fue trasladada rápidamente al hospital donde permanece en observación. Su estado no registra gravedad. Otra joven, esta de 19 años, también saltó la valla para acercarse al jugador y sufrió hematomas y unos cortes en la pierna.

El fervor que despierta el portugués de 29 años ha llevado a miles de aficionados a aguardar en las inmediaciones del estadio desde la noche del miércoles para poder estar más cerca de su ídolo.