Compartir

El metro de Londres es especial. Probablemente sea uno de los que más encanto tiene en el mundo.

Sus pasajeros son diversos, y a la vez, peculiares.

Demasiado peculiar, podríamos decir, es el protagonista de esta historia. Un anciano con unas 'copas de más', que se levantó de repente sin avisar de su asiento, empezó a cantar en medio del vagón del metro londinense.

No le valió con ello sino que fue preguntando a los pasajeros que si querían sumarse a su improvisado grupo. Aunque pueda parecer una utopía, fue contagiando a unos y otros que acabaron acompañándole en su canción. 

El vídeo fue grabado por uno de los pasajeros y al subirse a YouTube se convirtió en viral. 

Al final, además de unas cuantas monedas, se llevó un gran aplauso de todo el vagón en el que viajaba.