Quantcast

Mejora su forma física comiendo en Mcdonalds

Kai Sedwick, de 34 años, ha pasado durante un mes desayunando, comiendo y cenando en McDonalds, a la vez que realizaba un intenso programa de ejercicio físico. Su plan se basaba en demostrar que compaginar ejercicio con una dieta no saludable puede permitir a una persona mejorar su cuerpo. Tras terminar el mes de 'alimentación basura' los resultados han sido sorprendentes.

“Mi plan se basaba en comer un montón en McDonalds y a la vez entrenar muy duro. Ha sido una de las experiencias más duras de mi vida ya que cualquiera puede comerse una hamburguesa, pero hacerlo todos los días durante un mes es realmente difícil. Al principio comía por placer, pero después lo hacia simplemente por sobrevivir”

Llegó a ingerir la friolera de 80.000 calorías, además de esperar engordar tres kilos. El resultado perder 13,500 calorías diarias, ganar 2,7 Kg de masa muscular, ademas de perder el 27% de grasa total.

Comentarios de Facebook