Compartir

Stefan Zoleik desarrolló en 2004 una extraña enfermedad llamada el Mal de Madelung, que provoca el crecimiento anormal de grandes tumores en su cara. Uno de ellos creció de oreja a oreja, provocando la propia vergüenza de la víctima.»Todo el mundo me mira por la calle, es realmente vergonzoso. Además me da apuro cada vez que muevo la cabeza».

Finalmente, el cirujano Igor Homola, tardó cinco horas en cortar el tumor y extirparlo de la cara de Zoleik, el cual ya ha vuelto a sonreír: «ya no siento dolor, es increíble como tenía mi rostro antes, por fin soy feliz»