Compartir

¿Alguna vez has sentido soledad en un restaurante? Esos días de bajón en los que ves a miles de parejas felices a tu alrededor y estás más solo que la una. Si es así, puede haber llegado tu solución aunque probablemente te pille a miles de kilómetros de distancia.

Un restaurante japonés ofrece la posibilidad que los clientes que lleguen solos al local sean acompañados durante la comida por un peluche de gran tamaño, todo ello a gusto del consumidor.

Esta opción, la que ofrece el 'Moomin' de Tokio, ha desatado tal locura en el país nipón que hasta en Estados Unidos se abierto la primera sucursal de este restaurante.

Lo que no parece seguro es que, tras la comida, puedas llevarte el peluche a casa para ver si surge algo más. Lo que pasa en el restaurante, se queda en él.