Compartir

La compañía irlandesa es diferente. Un verso suelto de las aerolíneas que queda demostrado cada vez que lanzan alguna polémica campaña. Calendarios sexys, cigarrillos y ahora el denostado concurso de rollos de papel higiénico para conseguir copas gratis.

Un domingo de Pascua diferente. Eso es lo que pensaron los pasajeros que viajaban en el avión de Ryanair que cubría el trayecto Manchester-Tenerife. Cuando todo parecía calmado, las azafatas de la compañía propusieron un juego que sorprendió a propios y extraños.

La competición- como así mismo la denominaron- consistía en lanzar rollos de papel higiénico- sí, lo que estáis leyendo- al otro extremo de la cabina. ¿Y el premio? ¿Qué podría ser? ¿Acaso un bocadillo o un descuento para un próximo viaje?

De eso nada, Ryanair va al límite y al ganador le daba la posibilidad de beber todo el alcohol que quisiera gratis. 

Son muchos los pasajeros que ya han puesto su queja a la compañía irlandesa, ya que muchos de ellos sufrieron el golpe en sus cabezas de algunos de esos rollos. 

Entre ese grupo de pasajeros viajaba el productor musical británico Chris Prudence, que ha dicho que irá un paso más allá que el resto intentando que “este bochornoso escándalo” no se quede en nada.