Compartir

Kottak afirmó tras su detención que había bebido cinco vasos de vino durante un vuelo entre Moscú y Dubai, donde hizo escala de camino a la capital de Bahréin, Manama, para dar un concierto con motivo del Gran Premio de Fórmula 1.

Testigos citados por el diario emiratí 'The National' han indicado que el batería y un amigo suyo se confundieron de camino y entraron en la zona de tránsito, donde fue detenido por ir borracho y mantener una actitud violenta.

Previamente comenzó a proferir insultos y hablar de los “musulmanes maleducados” antes de hacer gestos obscenos a un grupo de pasajeros paquistaníes. Kottak se ha declarado no culpable de insultar al Islam y hacer dichos gestos, si bien ha reconocido que había bebido.

El batería, que fue detenido el 3 de abril, saldrá de la cárcel en unos días debido a que se tendrá en cuenta el periodo que ha permanecido a la espera de juicio como parte de la condena. Asimismo, ha sido multado con 2.000 dinares emiratíes (alrededor de 395 euros) por consumo de alcohol.