Compartir

Se desconocen los motivos exactos, pero el vídeo no deja lugar a dudas. Esa novia está muy enfadada con la que será su dama de honor. En plena despedida de soltera, cuando viajaban a Barcelona a pasar de noche que no olvidarían, Kelly Lloyd, de 30 años, se enfadó tanto que no pudo evitar -ni esperar- a agredir a su entonces mejor amiga.

Puede ser que detrás haya un lío de cuernos, pero lo que es seguro que si lo llega a saber Michael O´Leary, dueño de Ryanair, les hubiese cobrado suplemento.