Compartir

Con todo cuidado el pequeño gatito acaricia al bebé para consolar su llanto.