Compartir

La última moda en cirugía estética son los implantes de barba, que en los últimos meses han aumentado considerablemente, según los medios estadounidenses.

¿El motivo? El deseo de unirse a la moda del look hipster, que se caracteriza principalmente por una poblada barba.

Cada vez más gente apuesta por una imagen hipster, y los que no tienen la suerte de tener demasiada barba natural, parecen haber encontrado la solución.

Estos implantes se hacen alrededor de dos meses al mes y el tratamiento completo puede llegar a costar cerca de siete mil dólares.