Compartir

La roca ha sido denominada 2014 EC mide cerca de 10 metros de diámetro. Aunque no hay riesgo de impacto, el hecho de que se siguen detectando asteroides pasando cerca de nuestro planeta nos recuerda que existe un notable tráfico de rocas espaciales, explica la Sociedad de Astronomía del Caribe.

Este tipo de asteroides siempre han estado acercándose ocasionalmente a nuestro planeta y según va mejorando la detección de rocas espaciales nos damos cuenta de la frecuencia con que nos visitan y el riesgo de que la Tierra se vea impactada por alguno, aunque sea pequeño.

Preliminarmente se estima que el nuevo asteroide 2014EC será visible únicamente desde Europa y Africa, a través de telescopios de 8 pulgadas de diámetro o más grandes. Su tamaño corresponde a más de la mitad de la roca espacial que dió lugar al bólido estrellado cerca de Cheliabinsk (Rusia) el 15 de febrero de 2013.