Compartir

Cuando descubrimos la cantidad de calorías que contiene cada bebida que consumimos, pensamos si realmente merece la pena hidratarse con otra cosa que no sea agua. El contenido calórico de las bebidas no alcohólicas depende fundamentalmente del contenido de azúcares (hidratos de carbono). A continuación, hacemos un repaso de las bebidas (sin alcohol) que más engordan.

1. Batidos. Son una opción
para refrescarse, pero si fuerais conscientes de las calorías que aportan,
tal vez os lo pensaríais dos veces antes de beberos uno. En este caso, un vaso de 200 ml suman a vuestro cuerpo… ¡240 kcal!

2. Horchata. Una de las bebidas 'estrella' del verano y una bomba calórica para el cuerpo serrano. Sus calorías se elevan a 190 kcal por cada envase de 200 ml. Por si acaso, disfrutadla en vasito pequeño, porque como cojáis un brick de litro, corréis el riesgo de cubrir el cupo de calorías recomendadas por la Organización Mundial de la Salud para un solo día: de 2.000 a 2.500 kcal/día para un varón adulto y de 1.500 a 2.000 kcal/día para una mujer.

3. Refrescos de naranja, limón, cola y lima-limón. Los refrescos de cola que no llevan en el etiquetado ni 'light' ni 'zero' son una auténtica fábrica de azúcar. Pero aun así, engordan algo menos que los que son de limón o naranja. Una lata de éstas (330 ml) aportan unas 180 kcal para el cuerpo. En el caso de los refrescos de cola, así como los de lima limón, cada lata engorda entre 100 y 130 kcal, lo mismo que si os enchufárais tres sobres de azúcar, uno detrás de otro.

4. Leche. Un vaso de leche entera (200ml) aporta 131 kcal. Si la tomamos desnatada, con mucha menos grasa, las calorías se elevarían a 70. Creíais que era menos, ¿a que sí?

5. Bebidas de leche y zumo. Supuestamente aúnan los beneficios de
la leche y las vitaminas de fruta, por lo que muchos padres se las dan a
sus hijos para merendar. Pero, ¿hasta qué punto son beneficiosas? Si
queremos adelgazar, tampoco conviene abusar de ellas, pues su contenido
en azúcares es alto. Un vaso de 200 ml aporta 120 kcal.

7. Bebidas de té helado. Son una buena opción para refrescarse, pero también contienen sus calorías. Una lata de 330 ml aportaría 106 kcal. No tiene nada que ver con el té natural, desde luego, que contiene apenas 2 kcal por cada 100 ml.

6. Zumos envasados… y naturales. Aunque no os lo creáis, los zumos de naranja naturales también engordan. De hecho, los expertos recomiendan comer la naranja entera y no en zumo, ya que esta segunda opción hace que se estimule la insulina por un procesamiento más rápido y es lo hace que engorden. Para que os hagáis una idea, un vaso de 200 ml de zumo de naranja natural equivalen a 90 kcal. En cuanto a los envasados, también tienen un aporte calórico similar. Por ejemplo, un vaso de zumo de piña envasado aportaría, algo más, en torno a 102 kcal.

8. Cerveza sin alcohol. Mucho mejor que cualquier refresco, ya que apenas engorda 35 kcal por cada vaso de 200 ml.

9. Gaseosas. Sin duda si queréis refrecaros sin engordar, lo mejor, aparte del agua, son las gaseosas. Un vaso de 100 ml contendrían 1 caloría.