Compartir

Bob Larson ha revolucionado Internet. Sus peculiares métodos de exorcismo han traspasado fronteras… y lo han hecho gracias a Skype. Precisamente es a través de ese medio en el que ha empezado a ofrecer sus servicios. Este revolucionario método le permite realizar videollamadas en directo a personas que están a gran distancia de donde él se encuentra.

Una videollamada bastante cara, por cierto. Larson cobra 295 dólares por una sesión de 60 minutos. En plan visionario del tarot o concurso del Llama y Gana, este reverendo saca una cuantiosa suma de dinero aunque ha aclarado que un porcentaje es donado al International Missions Program. La otra parte no ha dicho a donde va- suponemos que para su bolsillo-.

Pero esa 'limosna'- como la califican en Estados Unidos- que ofrece el reverendo parece no sentar muy bien en el International Catholic Association of Exorcists. El director de esta agrupación, Isaac Kramer, ha rechazado el trabajo de Bob Larson, señalando que “una persona totalmente poseída por un demonio no sería tan tonta para sentarse frente a un ordenador para ser liberada de un espíritu.

Desde luego, razón no le falta. Algo raro huele aquí.