Compartir

Cuando metemos leche en una botella de Coca-Cola la reacción es, cuando menos, curiosa. En este vídeo, un japonés se pone manos a la obra con el experimento casero y lo cierto es que el resultado es bastante asquerosito.

¿Quieres verlo?