Compartir

Este bonito gato se vuelve loco al seguir la luz de un aro y es que de todos es sabido que estos mininos se vuelven locos con los punteros láseres, los persiguen y quieren atraparlos. La desesperación de este gatito se hace aún más grande cuando en vez de una luz en el aro hay muchas y de diferentes colores. Pobre animal.