Compartir

Imagínate que vas a entrar en un ascensor y te encuentras con un hombre amordazado, ensangrentado y torturado por un sicario ruso. ¿Cómo reaccionarías?