Compartir

Se trata de la campaña promocional de la película de terror 'Devil's Due', y está protagonizada por un bebé que parece abandonado en mitad de la ciudad, dentro de su carrito.

Cuando alguien se acerca a verlo, atraído por su llanto, se pega un susto monumental, ya que lo que se encuentra es con un bebé con cara de demonio y voz de ultratumba que sale bruscamente del capazo. Buenísimo.