Compartir

A esta mascota del Houston Rockets de la NBA le encanta echar porquería a los aficionados que van a ver el partido de su equipo de baloncesto, el problema es que no a todos los presentes les hace gracia.

El hombre calvo al que el oso jedi pringa se cabrea bastante y le tira su vaso de cerveza encima, junto con los hilitos de mierda que la mascota le ha manchado. Al hombre se lo llevan detenido pero vuelve con su enfado a buscar venganza, con la mala suerte de que el osito le echa encima un cubo lleno de agua.

Los allí presentes a parte de partirse de risa y grabar la escena con sus móviles, han aprendido una lección: nunca te intentes meter con una mascota de la NBA.