Compartir

El suceso que les vamos a contar a continuación es un toque de atención para aquellos a los que se les ocurra meterse a la bañera con algún aparatito eléctrico como reproductores de música o, lo que nos ocupa ahora, ordenadores portátiles.

Un joven de 26 años ha muerto electrocutado en Rusia, en la provincia siberiana de Irkutsk, después de que por accidente se le cayera dentro de la bañera su ordenador portátil.

Según informa el portal de noticias ruso MVD, los forenses aún investigan el suceso pero parece que en el momento en el que se cayó el ordenador a la bañera, estaba enchufado a la red.