Compartir

Debe ser el colmo de un nazi. Y eso es lo que le ha pasado a Craig Cobb, un tipo de Dakota del Norte de 62 años que es de los que piensan que la raza blanca es superior. Lo que viene siendo un nazi, vaya.

Y como Craig está convencido de ello, decidió que lo iba a demostrar y se sometió a unas pruebas genéticas, según podemos leer en la web chilena BioBio.

Sin embargo, las pruebas genéticas le dieron una buena sorpresa: un 14% de su ADN es africano, más concretamente del Sáhara, y el otro 86% de Europa.

Craig fue a un programa de TV a por los resultados en directo y la presentadora le dijo: “Hay un poco de negro en ti”.

A Craig no le pareció gracioso y acusó al programa de multiculturalismo y de que esas pruebas no eran concluyentes.

Dijo que las pruebas eran “un procedimiento científico insolvente, producto de ejecutivos cobardes que no valen nada, cuyo objetivo es armar un escándalo”.