Compartir

“Adiós a todos. No tengo nada, ya no tengo nada. Julio, te amo. Nunca lo olvides. Me voy con una sonrisa de lo feliz que me hiciste mientras duró. A mi familia perdón les pido. Los quiere Gabi”.

Ese fue el último comentario en Facebook de Gabriela Hernández Guerra, una estudiante mexicana de 22 años, justo antes de suicidarse.

Lo más chocante de todo es que Gabriela acompañó esta actualización de estado con la foto de ella misma con la cuerda atada al cuello, la misma con la que fue encontrada muerta momentos después por su hermano.

El tristo suceso, y la foto, se han convertido en viral a través de las redes sociales.