Compartir

La seguridad del aeropuerto 'Trudeau International' de Montreal pilló el pasado viernes a una mujer que llevaba cocaína escondida dentro de tres calabazas. Curiosa manera de celebrar Halloween.

Los agentes de aduanas empezaron a dudar cuando se dieron cuenta de que las tres calabazas pesaban mucho más de lo normal para el tamaño que tenían.

Las sospechas de los agentes fueron confirmadas por el escáner del aeropuerto.

La pasajera, una mujer de 26 años natural de Montreal, ha sido detenida y está acusada por posesión e importación de drogas. Si finalmente es declarada culpable, podría pasar hasta dos años en la cárcel.