Compartir

La de hoy es una noche muy especial para los niños estadounidenses que, como hemos visto mil veces en las películas, van puerta por puerta por su barrio pidiendo dulces.

Sin embargo, para algunos niños de la localidad de Fargo, en Dakota del Norte, la noche no va a ser tan feliz puesto que una especie de 'grinch' de Halloween, vecina también de este municipio, ha anunciado que a los niños que ella considere que son obesos les dará una carta en vez de dulces.

En esa carta, dirigida a los padres, Cheryl (que así se identificó en un programa de radio local) avisa de los riesgos de estar obeso y por tanto de comer dulces, y justifica así su decisión de no regalar caramelos.

“Estoy colaborando en mejorar su salud, porque realmente esos niños son los niños de todos”, dijo Cheryl a la radio local, según publica el Valley News Live.

La carta, que ya ha sido compartida por su autora, comienza con un simpático 'Feliz Halloween y Felices vacaciones vecinos!, con un dibujito de una calabaza.

A continuación explica el motivo por el que no le ha dado dulces a ese niño.

“Tu hijo está, en mi opinión, obeso”, dice la carta y finalmente les pide que recapaciten y no les permitan a esos niños seguir con esos hábitos tan “insanos”.