Compartir

Las familias están cambiando, eso está claro, pero lo de Dave Cat es ya el acabose.

Este teleoperador de 37 años acaba de cumplir 13 de 'casado' con su muñeca hinchable, Sidore, a la que conoció en un club gótico en el año 2000 y desde entonces no se han vuelto a separar, según el Daily Mail.

Ahí no acaba la historia, porque según cuenta Dave, que reside en Michigan (Estados Unidos), a raíz de una crisis de pareja llegó a sus vidas Elena, otra muñeca con la que al parecer también está casado y ahora viven los tres en completa armonía ya que Sidore no tiene celos de Elena.

“Mi relación con ellas se basa en un 70% de sexo y un 30% de compañía“, dice.

Las dos 'chicas' tienen una vida completamente normal según Dave. Ambas tienen su Facebook y su Twitter personal, les gusta la ropa y los paseos por los parques.

Insólito.