Compartir

La aerolínea india Go Air ha puesto en marcha una medida laboral controvertida. Con la excusa del ahorro de combustible, su tripulación estará formada mayoritariamente por mujeres. Mujeres delgadas en concreto. Y no porque piensen que pueden resultar más atractivas a sus clientes, si no porque un cuerpo femenino pesa de media 15 o 20 kilogramos menos que el de un hombre.

Fuentes de la aerolínea han insistido a 'The Times of India' sobre que no se trata de una medida sexista, sino económica. “Cada kilogramo extra son 0,05 dólares más por hora”, estiman. Con su nueva política de contratación se ahorrarían “hasta 500.000 dólares al año”.

Para esquivar las críticas, un portavoz de Go Air confirmó a la cadena CNN que se pretendía alcanzar una ratio de 40%-60% entre hombres y mujeres, lo que los convertiría en la aerolínea con un mayor porcentaje de trabajadores de género masculino, ya que la media en esta industria en la India es de 30 hombres por cada 70 mujeres.

La aerolínea va a implantar otras medidas para reducir el peso de sus aviones como reducir el tamaño de la revista de abordo o llenar los tanques de agua potable solo al 35% de su capacidad, frente al 40% que se aplica en la actualidad.

La medida recuerda a la propuesta realizada por la aerolínea Samoa Air, que pretendía cobrar un recargo a las personas con sobrepeso.