Compartir

Una mujer de 109 años aprovechó al máximo el descuento que ofrecía un restaurante  de Montana (Estados Unidos) por celebrar allí el cumpleaños.

El descuento en el precio era un porcentaje que dependía de la edad de los clientes, de tal manera que los clientes de 40 años recibían un 40% de descuento.

Sin embargo nuestra protagonista se presentó en el local y aseguró tener 109, por lo que el restaurante se vio obligado a tener que hacerle un descuento del 109%.

La mujer, además de cenar, llegó incluso a cobrar 1,25 dólares.

Según informa ‘ABC News’, la cena de la mujer consistió en una ensalada, gambas y una patata rellena asada. “Siempre se la come entera”, comentó Diane Gunter, nieta de la mujer.