Quantcast

10 fotos en donde nada es lo que parece

-

Muchas veces hacemos fotos que no parece lo que son realmente. En ciertas ocasiones puede ser problema del ángulo, del enfoque o de la composición fotográfica. Otras veces es nuestro propio cerebro el que se encarga de engañarnos y ver lo que no es. Está probado científicamente que el cerebro tarda 13 milisegundos en procesar la imagen completa que el ojo ve.

El cerebro, pues, se encarga de darle una razón lógica a la foto. En caso de que veamos una ilusión óptica, el cerebro así lo interpretará y siempre intentará darle un razonamiento que sea rápido. Si nos tomamos más tiempo en mirar la foto, ya comprenderemos qué pasa y por qué veíamos lo que veíamos. Ahora disfruta de esta lista de fotos que no son lo que parecen y que algunas tienen bastante gracia.

3
Gato sentado

Parece un gato que está sentado, pero es que no tenemos ningún apoyo visual que nos diga cómo está realmente. El dueño confesó, al hacer la foto, que este gato estaba tumbado.

La forma de hacer la foto es la causante de que el ángulo picado no se aprecie. Además, el pelaje del gato tampoco ayuda a discernir la postura real del minino. Pero os aseguramos que este gato está recostado sobre su espada.

Comentarios de Facebook