Quantcast

Museo Goya de Zaragoza acoge la primera exposición del pintor Juan Genovés

El ‘Museo Goya. Colección Ibercaja-Museo Camón Aznar’ acoge en Zaragoza desde este jueves, 1 de octubre, y hasta el 10 de enero de 2021 la exposición ‘Juan Genovés XX-XXI’, primera muestra sobre el pintor valenciano tras su fallecimiento en mayo de este año, que reúne una selección de 22 obras creadas en los años 60 y 70 del siglo pasado, así como sus últimas creaciones.

La exposición ha sido presentada por el director general de Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo; el hijo del artista, Pablo Genovés; la comisaria de la exposición, María Toral; la directora del Museo Goya, Rosario Añaños, y la jefe del Área de Cultura de Fundación Ibercaja, Mayte Ciriza.

El hijo del artista y la comisaría de la muestra han sido los encargados de hacer la selección de las obras expuestas con el propósito de “conectar” sus primeros trabajos de los años 60 y 70, cuando “se erigió como un testigo de su tiempo”, con las creaciones de su última década, ha contado la comisaria, María Toral.

Según ha detallado, en los años 60 y 70, Juan Gevonés (Valencia, 1930, Madrid 2020) “dio voz a los silenciados, perdedores, oprimidos por la dictadura” porque sentía que aunque no podía combatirla, sí ser “notario” y “dejar testimonio” de lo que ocurría “para no repetir esa parte de la historia”.

Sobre su última etapa, Toral ha dicho que “las multitudes icónicas” que hacen reconocible a su obra “provienen de lo que hizo anteriormente” de forma que “hay una conexión directa”, a pesar del “salto de 50 años”, con el ser humano “sus problemas, dudas y cargas” como protagonista de unas obras marcadas por el “existencialismo”, que llega en un momento “muy necesario, en el que debemos reflexionar todos sobre el individuo”.

DESCONCERTADOS

Una de las obras que se puede contemplar es ‘Desconcertados’, de gran formato –de 240 por 320 centímetros– que no se ha expuesto hasta ahora, creada en septiembre de 2019 para una exposición que Genovés iba a realizar en septiembre de este año en Nueva York.

Su hijo, Pablo Genovés, ha contado que fue su “última gran obra”, que le supuso un “esfuerzo” ya que “acabó destrozado, le subió la tensión” y hasta “tuvo que ir al médico”, ha relatado, si bien ha añadido que murió con el trabajo hecho ya que tenía toda la exposición de Nueva York pintada.

Por su parte, la comisaria ha comentado que ‘Desconcertados’ es una “premoción” de lo que ha ocurrido tras la pandemia del coronavirus porque frente a sus habituales multitudes muy unidas en el espacio en este caso los individuos se encuentran más separados entre sí y “aparecen unos círculos que determinan dónde hay que estar y cómo la gente intentar salir de ellos”.

María Toral ha esgrimido que la cultura “nos hace libres” y ese ha sido uno de los principales motivos por los que Juan Genovés ha trabajado “toda su vida, hasta el final”. Era un “alma libre”, que nació en unos tiempos “complicados” y vivió la Guerra Civil, que “le transmitió un miedo que le acompañó el resto de su vida y que intentó combatir trabajando”, ha apostillado.

Su hijo, Pablo Genovés, ha remarcado el deseo de su padre de que sus obras fueran vistas por el público y el espectador “pudiese sentirse delante de un espejo”. Ha añadido que esta exposición es una selección “de grandes éxitos”, un “concentrado de Genovés” con dos momentos históricos muy diferenciados, uno caracterizado “por su lucha por las libertades en España y su pelea política” y otro, el de los últimos años, con “cuadros de libertad” y el deseo de “divertirse” pintando.

“Creaba imágenes para contar sin palabras”, ha apuntado. Además, de ‘Desconcertados’, ha mencionado otras piezas de la muestra, como ‘Tempo’, de 2018, un cuadro de la familia de gran formato –210 por 320 centímetros– que solo se ha mostrado en Moscú y Valladolid, o ‘La espera’, de la primera etapa, un cuadro “que explica una época”, en el que se observa “a gente esperando la democracia, la libertad, sin la violencia”, pero que posee una “tensión tremenda”.

Genovés también ha apuntado que Fundación Ibercaja posee una obra de su padre, de 2005, que habitualmente está en la sede central de la entidad, pero que se muestra ahora en el Museo Goya, al margen de la exposición.

IMPRESCINDIBLE

El director general de Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo, ha calificado a Genovés de “artista imprescindible”, con éxito internacional, que “se levantaba cada madrugada para pintar en soledad y que ha sido ejemplo de vitalidad, disciplina y buen humor”, reflejando en su obra “la sociedad que vivimos”.

“Cada cuadro tiene su propia aventura, en la que nos vemos reflejados” y con la que “vienen los recuerdos de la historia de nuestro país”, narrando e inmortalizando escenas “que llaman al compromiso y a la convivencia solidaria”, ha contado Rodrigo, una exposición “que no dejará a nadie indiferente”.

El director general de Fundación Ibercaja ha mencionado ‘El abrazo’ como la obra más conocida de Genovés, “símbolo de los valores de la Transición”, como son la reconciliación, la libertad y la búsqueda un nuevo futuro “más brillante”, para manifestar que la bóveda que sujeta “como principal armazón” esa Transición “es nuestra monarquía constitucional, representada por el rey Felipe VI” y cuyos dos pilares son “la unidad y la democracia”.

Rodrigo ha esgrimido que el arte “hace mejor a las personas y es capaz de transformar a la sociedad” y por eso desde la Fundación apuestan por ofrecer “propuestas culturales de alta calidad”, como ésta, algo ahora “más necesario que nunca”, exposición que irá acompañada de un ciclo de conferencias sobre la Transición española, protagonizado por historiadores, políticos y periodistas.

DOS ÉPOCAS, DOS SALAS

La muestra se articula en torno a las dos salas de temporales del Museo Goya que exhiben las obras pintadas en los años 60 y 70, y sus creaciones más recientes, respectivamente. La técnica utilizada es acrílico sobre tabla y acrílico sobre lienzo.

En la primera sala destacan las obras ‘La Fila’, de 1965, que representa el miedo y la angustia provocada durante la Guerra Civil y la posterior dictadura y ‘Objetivo’, de 1968. Este espacio se completa con las pinturas tituladas ‘El encuentro’, ‘El zoo’, ‘Todos juntos’, ‘El avión’, ‘La espera’, ‘Los que corren’, ‘Manchas de sangre’, ‘En torno a la prohibición’, ‘M 144’ y ‘3 círculos’.

En la segunda sala cuelgan las obras más recientes, entre 2010 y 2019, entre las que destacan ‘Tempo’, de 2018, y ‘Desconcertados’, de 2019. Junto a ellas se exhiben los cuadros ‘Intento’, ‘Expectantes’, ‘Sedimentos’, ‘Orificios’, ‘Trasluz’, ‘Crepúsculos’ y ‘Monodia’.

La directora del Museo Goya, Rosario Añaños, ha expresado su “emoción” por poder acoger una exposición del artista, al mismo tiempo que “tristeza porque no está entre nosotros”, de quien ha destacado su compromiso con la renovación del arte y con el entorno social que le tocó vivir que le llevaron “a plasmar nítidamente una sociedad dominada por la tonalidad gris y el dolor”.

Juan Genovés es Premio Nacional de Artes Plásticas de España, Premio de la Artes Plásticas de la Generalitat de Valencia y Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes.

La exposición cuenta con códigos QR que permitirán a los visitantes profundizar en el conocimiento del autor y su evolución artística y en las obras más destacadas, y se completa con un vídeo documental que permite entrar en el espacio íntimo del pintor en el que muestra cómo trabaja.

La exposición puede visitarse de martes a sábado, de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 20.00 horas, y los domingos y festivos, de 10.00 a 14.00 horas.

Comentarios de Facebook