sábado, 26 septiembre 2020 8:31

Martínez de Pisón explora las relaciones familiares en la tragedia “de voz baja”

El escritor Ignacio Martínez de Pisón explora las relaciones familiares con la novela ‘Fin de temporada’ (Seix Barral), que ha definido como una “tragedia de tono menor, de voz baja” sobre una madre soltera y su hijo adolescente marcados por un fatal accidente en el pasado.

En la novela, una pareja joven a finales de los años 70 que va a abortar a Portugal sufre un accidente, falleciendo el chico, lo que provoca que ella decida tener al niño e inicie una huida constante para romper con su pasado, en la que acaban regentando un camping en la Costa Daurada (Tarragona).

En rueda de prensa, Martínez de Pisón ha explicado que la idea de la novela surgió de una conversación con un amigo, a partir de la que él ha dado vía libre a su imaginación en la que solo concebía una “fuga constante y vida errática” por parte de madre e hijo en la que no dejan pistas para que el pasado y sus secretos los localicen.

“Los secretos son secretos hasta que dejan de serlo”, ha dicho Martínez de Pisón, para quien la historia de los dos protagonistas tiene un marchamo de tragedia clásica.

Martínez de Pisón ha afirmado que ha querido escribir una “tragedia de tono menor, de voz baja”, sin asesinatos ni estridencias, en la que hubiera una tensión profunda bajo la apariencia de novela ligera a través de una relación materno-filial con elementos tóxicos y un drama que arrastran de su pasado.

“MATIZAR LA LIGEREZA”

Ha afirmado que ha querido que esa tensión y dolor estuvieran implícitos en los diálogos: “Ese drama que arrastran matizara la ligereza del envoltorio”, ha remarcado el autor de ‘El día de mañana’ y ‘Carreteras secundarias’.

Martínez de Pisón ha señalado que en sus novelas quiere mostrar la complejidad de las relaciones y los sentimientos humanos: “El novelista tiene que sacar la complejidad para que esos personajes sean memorables”, ha dicho.

El escritor ha explicado que en esta novela, a diferencia de otras suyas, el elemento de la historia colectiva no tiene gran peso, al situarse principalmente en los años 90, unos años “menos convulsos”, y lo lleva todo la historia familiar.

Preguntado por si escribirá sobre la pandemia del coronavirus, Martínez de Pisón ha subrayado que no le inspirará: “No quiero leer sobre esta pandemia”, y se ha preguntado cómo se reflejarán aspectos como la mascarilla de esta época en libros o cine.