sábado, 26 septiembre 2020 15:09

La UB invierte 2,3 millones en ordenadores y aulas

La Universitat de Barcelona (UB) ha invertido 2,3 millones de euros en la compra de ordenadores portátiles y en la adecuación de aulas para permitir la docencia en línea, y ha previsto que se mantenga la matriculación en los grados universitarios pero que pueda caer entre un 10 y un 20% en los másters y posgrados.

En una rueda de prensa telemática este viernes, el rector de la UB, Joan Elias, ha dicho que el curso será de docencia mixta, con clases presenciales “reducidas” en grupos pequeños y en línea, en un año en el que ha admitido la incertidumbre, y ha expresado su confianza que de cara al segundo semestre pueda aumentarse la presencialidad.

El rector ha asegurado que cada facultad tiene autonomía para decir el grado de presencialidad de las asignaturas, en función de la disponibilidad de espacios en aulas y la naturaleza de los estudios, pero ha dicho que se pretende “intensificar la presencialidad en el primer curso, cuyos estudiantes se tienen que cuidar especialmente” al entrar en la universidad.

Ha explicado que, por ejemplo, en una asignatura en la Facultad de Matemáticas se ha optado por que la teoría se dé online, pero que en cambio la práctica sea presencial por grupos reducidos en días diferentes.

Elias ha afirmado que la universidad tiene un plan de contingencia desde finales de febrero, en el que se van incluyendo todas las medidas marcadas por las autoridades sanitarias, y que es un “documento vivo”.

Ante la incertidumbre de la situación provocada por la pandemia del coronavirus, Elias ha señalado que la universidad ha invertido 1,8 millones de euros en ordenadores portátiles para personal docente e investigador (PDI) y de administración y servicios (PAS), unos 1.600 ordenadores, para permitir el trabajo a distancia, y medio millón para adaptar aulas para poder grabar y transmitir las clases en línea.

Elias ha dicho que también se mantendrá el programa Connecta UB para garantizar la conectividad de los alumnos con la cesión temporal de ordenadores portátiles, un plan al que el curso pasado se acogieron 300 estudiantes.

Preguntado por la matriculación, ha explicado que, a tenor de la preinscripción, la matriculación de grado se mantendrá, pero que la de posgrado y másters puede caer entre un 10 y un 20%.

En este sentido, ha dicho que es preocupante el descenso en la petición de información de másters por parte de alumnos extranjeros por la situación del coronavirus: “Ante la incertidumbre, uno prefiere quedarse confinado en casa”, ha añadido.

ESFUERZO DEL PROFESORADO

El rector ha afirmado que la situación de docencia mixta comportará un “esfuerzo considerable” por parte del profesorado, sobre todo en este primer semestre de docencia mixta, y ha dicho que se harán refuerzos puntuales.

Joan Elias ha pedido a la Generalitat que cuando lleguen los fondos europeos también tengan en cuenta a las universidades para hacer frente a los gastos sobrevenidos.