sábado, 26 septiembre 2020 15:01

Sindicatos de Educación no desconvocarán huelga el 15 de septiembre en Euskadi

Los sindicatos de Enseñanza en Euskadi han afirmado este jueves que para la desconvocatoria de las movilizaciones anunciadas, incluida una huelga el 15 de septiembre, no es “suficiente” con “meras promesas o pedir reuniones” sin unas propuestas “trabajadas ni planificadas”. También han añadido que un cambio de consejera en Educación no es “factor determinante en sí mismo para dar marcha atrás”.

El problema es una gestión de la vuelta a las aulas que han calificado de “unilateral y no consensuada” y de “inaceptable, irresponsable y tardía porque está generando una situación de incertidumbre permanente en trabajadores, alumnado y familias”.

En una rueda de prensa conjunta, todos los sindicatos con representación en Enseñanza –ELA, LAB, Steilas, CC.OO. y UGT– han consensuado un documento donde califican la gestión de la vuelta a las aulas por parte de Educación de “unilateral y no consensuada” y de “inaceptable, irresponsable y tardía porque está generando una situación de incertidumbre permanente en trabajadores, alumnado y familias”.

Asimismo han exigido al departamento “medidas que garanticen un retorno seguro, presencial y consensuado” a las aulas, tanto para trabajadores como alumnado ya que, desde el final del curso pasado, “no ha habido absolutamente ninguna interlocución, comunicación ni reunión del departamento con los sindicatos y el problema es que no tenemos ni siquiera un foro donde hacer esas aportaciones y propuestas”.

Miren Zubizarreta de ELA, que ha leído el comunicado en euskera, ha acusado a Educación de “una improvisación y una falta de planificación absolutas” y de un “lavado de manos” con una gestión de “decisiones cambiantes donde no hay nada previsto ni planificado qué medidas y qué recursos se va a dotar en ninguno de los tres escenarios contemplados”.

Zubizarreta ha precisado que el mero cambio de responsable de Educación, “por sí mismo, si las circunstancias no cambian, no va a ser un factor determinante para desconvocar” porque “un mero cambio de consejera no es el problema, “el problema no es quién, sino las decisiones y la gestión que se está haciendo”.

Irati Tobar, de LAB, ha intervenido en castellano y ha añadido que “los protocolos han respondido en todo momento a una improvisación y se han ido cambiando en función de la presión de la comunidad educativa y no a la asunción de responsabilidad por parte del departamento“, que ha preferido “delegar en los centros las decisiones”.

Respecto a la posibilidad de descartar la huelga, ha remarcado que “la convocatoria está encima de la mesa y es Educación quien tiene la responsabilidad de dar un paso adelante para negociar y acordar algo”. En su opinión, “todo va a depender de qué actitud tenga y de si se sienta a consensuar porque los sindicatos tenemos una actitud propositiva entregada ya en junio con protocolos de seguridad y criterios imprescindibles para la vuelta y todavía no hemos recibido ninguna convocatoria de reunión”.

PRESENTACIÓN AVISO ESTE VIERNES

Los sindicatos, que van a formalizar la convocatoria de huelga este viernes en la sede del Gobierno Vasco en Bilbao, han exigido a Educación y las patronales “negociar con los agentes y sindicatos la planificación y criterios generales para el inicio del curso; así como los protocolos para garantizar la salud y seguridad adecuados a los 3 escenarios posibles”.

También piden reducir las ratios, que fijan en 10-15 alumnos por aula “como mucho”, con el incremento de las plantillas, aumentando recursos y el personal necesarios para hacer frente a la situación generada por la pandemia.

Los cinco sindicatos han denunciado que, a estas alturas del inicio del curso, el Departamento “no aclara ni siquiera en qué escenario de los previstos por él nos encontramos y no ha habido interlocución con los sindicatos ni una sola reunión con los representantes de los trabajadores que han de llevar a cabo las medidas propuestas.

En su documento conjunto acusan a Educación de “despreciar a los agentes sindicales y, por tanto, a todo el colectivo de trabajadores ya que se ha reunido con las patronales concertadas, pero sigue sin reunirse con nosotros”.

A su juicio, los protocolos presentados para el curso 2020-2021 “llegan tarde, ha tenido meses para abordarlos conjuntamente y el último lo ha comunicado tres días antes de la vuelta a los centros educativos, sin establecer criterios comunes y claros para todas las redes educativas” y delegando establecer los protocolos en los centros y en las direcciones la responsabilidad que le corresponde al departamento en relación con las medidas de garantía de la salud, dejándolos totalmente desprotegidos”.

En su opinión, “predomina la improvisación y hay una total falta de concreción en las medidas a adoptar para garantizar la salud y en los recursos para poder llevarlas a cabo porque lo propuesto no responde a un diagnóstico y planificación general”.

Respecto al anuncio de la posibilidad de contratar a 1.000 profesores, los sindicatos han afirmado que, además de ser una cifra muy escasa, es un mero ejercicio de propaganda porque llegaba de nuevo tarde ya que los procesos de contratación ya estaban cerrados, sin prever bajadas de ratio, ni aclarar siquiera a qué criterios responden ni cuándo, ni si se van a hacer”.

CURSO PRESENCIAL

Los sindicatos se han mostrado “partidarios sin duda” de un curso presencial que responda a las necesidades pedagógicas, para “proteger a todo el alumnado y especialmente a aquel que se encuentra en una situación de mayor vulnerabilidad”.

Sin embargo, han añadido, es evidente que en una situación epidemiológica preocupante como la actual, “es imprescindible planificar medidas eficaces para garantizar un retorno presencial seguro y poner los medios para hacerlo posible”.

Entre sus peticiones las centrales plantean reunirse con Educación y Patronales para “compartir, negociar y acordar con los representantes de los trabajadores la planificación de retorno, sector a sector, colectivo a colectivo y cubrir sustituciones desde el primer día en todos los puestos y descenso de ratios de alumnado”.

Piden una “adaptación y reducción del currículo atendiendo a las realidades a trabajar en el aula para abordar aspectos como “el tratamiento del duelo o las carencias emocionales que ha generado la enseñanza telemática”, además de un incremento de plantilla de personal docente y en las actividades complementarias, con contrataciones adicionales para “garantizar una limpieza continua, para garantizar distancias en el comedor y una atención adecuada, igual en el servicio de transporte”.

Las movilizaciones anunciadas se iniciarán este 4 de septiembre con concentraciones con fotografías colectivas en los centros educativos y el registro de huelga en Gobierno Vasco en Bilbao.

El calendario proseguirá el 10 de septiembre, con movilizaciones a las 18.00 horas ante las Delegaciones de Educación en Bilbao y Donostia y ante Lakua, en Vitoria-Gasteiz, invitando a participar a toda la comunidad educativa. Finalmente, convocan a una huelga entre el personal de Enseñanza el 15 de septiembre en defensa de un “retorno presencial seguro y consensuado en nuestros centros educativos”.