viernes, 18 septiembre 2020 21:46

País Vasco fija servicios mínimos en Educación del 100% en limpieza

El Departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno Vasco ha dictado este lunes la Orden de servicios mínimos para la huelga de este martes, 15 de septiembre, en los centros educativos vascos, que determina que deberán acudir a sus puestos de trabajo un 100% del personal de limpieza, el coordinador covid de cada centro y un profesor por etapa, a los que se irán añadiendo otros dos cada 100 alumnos matriculados en Infantil y Primaria, y el 75% del personal en Educación Especial.

Asimismo, se fijan servicios mínimos para garantizar el servicio de comedor para Infantil y alumnado con necesidades especiales, mientras que, por el contrario, no se establece ninguno para el servicio de transporte.

Todos los sindicatos con representación en la enseñanza han convocado una jornada de huelga para este martes para reclamar medidas que garanticen la seguridad en las aulas en este nuevo curso ante la pandemia de covid-19. También se ha convocado, para este jornada, huelga en los servicios de comedor y transporte escolar, así como en el de limpieza.

El Ejecutivo ha decidido unir en una única orden, firmada este lunes por la vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, su resolución sobre los servicios mínimos para todas estas convocatorias dado que “suponen, de facto, la convocatoria de una huelga general en todo el sistema educativo vasco, salvo en las universidades”, según recoge la Orden.

Trabajo y Empleo recuerda, en esta resolución, que el artículo 28.2 de la Constitución reconoce el derecho de huelga de los trabajadores “como uno de los derechos fundamentales sobre los que se constituye el actual Estado social y democrático de Derecho”. No obstante, indica que el ejercicio de este derecho puede “colisionar” con el resto de derechos de carácter fundamental de la ciudadanía, por lo que resulta “imprescindible” dictar medidas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales.

En este caso, los servicios mínimos se han establecido teniendo en cuenta los derechos al trabajo y a la educación, pero también el hecho de que “los derechos constitucionales a la vida, a la integridad física y moral y el derecho a la salud cobran especial trascendencia” en el momento actual de pandemia de covid-19.

En este sentido, advierte de que “no se puede obviar” que la huelga se enmarca en un contexto de crisis sanitaria y de las medidas que las autoridades sanitarias, gubernativas y educativas han ido adoptando para hacer frente a la extensión de la pandemia.

En este marco, señala, la situación provocada por la covid-19 ha llevado a solicitar un informe a la Dirección de Salud Pública del Departamento de Salud del Gobierno Vasco, que “concluye diciendo que se deberá contar con el personal necesario para mantener las medidas preventivas frente a la covid-19 previstas en los protocolos de actuación vigentes del Departamento de Educación y en los planes de contingencia de los centros educativos”.

En este contexto y siguiendo estos criterios, la Orden establece que para garantizar el control de acceso se deberá contar, por cada centro educativo y en cada edificio vinculado, con una persona del equipo directivo y una persona del equipo de subalternos para el turno de mañana y otra para el de tarde, si los hubiera, y, en todo caso, con el coordinador covid-19 de cada centro.

Para “salvaguardar la función de protección y la salud”, se añadirán a los servicios mínimos un profesor por cada etapa educativa (infantil, primaria, ESO, Bachiller y FP). En las etapas de Infantil (incluidas las haurreskolak) y de Primaria, además, a partir de 100 alumnos matriculados en cada etapa se sumarán dos profesores en cada una de ellas por cada centenar de estudiantes.

En los centros de Educación Especial o en las aulas estables de Educación Especial, se ha determinado que deberá acudir el 75% del personal habitual.

COMEDOR Y LIMPIEZA

Por otro lado, en el servicio de comedor, se ha establecido un monitor por cada nueve comensales de las aulas de 2 años y uno por cada 15 comensales en las aulas de 3 años, así como el 10% de los monitores (o al menos una persona si ese porcentaje es inferior) para alumnos de 4 y 5 años. En el caso de alumnado con necesidades especiales, deberá acudir “el número mínimo indispensable para cubrir sus necesidades de alimentación”.

Según recoge la Orden de servicios mínimos, este servicio se garantizará mediante la preparación de alimentos de “fácil y sencilla elaboración” tanto en los propios centros como en las cocinas centrales de las empresas afectadas. En este último caso, también se debe garantizar la distribución a los centros. Para ello, se ha previsto el 10% del personal de cocina o, al menos, una persona si ese 10% es inferior a ese número. El alumnado, por su parte, deberá usar material desechable para la comida.

La Orden determina que se garantizará el servicio de limpieza de los centros escolares, incluidas tanto la ordinaria como el cumplimiento de las recomendaciones recogidas en los planes de contingencia de los centros educativos, siguiendo las recomendaciones sanitarias. Para ello, se ha previsto el 100% del personal que habitualmente presta estos servicios “sin que en ningún momento conlleve una jornada superior a la habitual diaria”.

Finalmente, la orden establece que los servicios mínimos establecidos será prestados preferentemente por el personal que no ejerza el derecho a la huelga y corresponderá a la dirección de empresa, oída preceptivamente la representación de los trabajadores, la designación de estos empleados.