Quantcast

Castells justifica el retraso de 12 años en la aprobación del EPDI

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha justificado el retraso de 12 años de la aprobación del Estatuto del Personal Docente e Investigador (EPDI). “Hace falta un consenso y es extremadamente difícil de obtener, por eso desde hace 12 años no está, por falta de consenso. No hay suficiente flexibilidad y capacidad de negociación para avanzar juntos en algo que es de interés común”, ha criticado.

Este Estatuto debió aprobarse en 2008, después de que la reforma universitaria de 2007 diera un año para la elaboración de este documento. Pero, a fecha de hoy, todavía no está aprobado. Según ha destacado Castells, su Ministerio ha intentado desarrollarlo desde su llegada al cargo, de ahí que se hayan realizado “múltiples” borradores y consultas, pero dada la dificultad de llegar a un consenso entre todos los actores, el Estatuto “no está ni mucho menos acabado”.

Castells ha expuesto estas ideas durante su intervención en la apertura, junto al presidente de Crue Universidades Españolas, José Carlos Gómez Villamandos, del acto ‘Universidad2030’, un conjunto de reflexiones y propuestas con las que se quiere trasladar a la sociedad la importancia de dotar a las universidades de los recursos y herramientas adecuadas para los retos que afronta la Universidad en los próximos 10 años.

Durante su intervención, Castells ha subrayado el acuerdo generalizado que hay sobre que la investigación es un componente esencial de la Universidad y que la enseñanza ha de ser de calidad.

Por eso, el Ministerio está trabajando en modificar el Real Decreto 420/2015, de 29 de mayo, de creación, reconocimiento, autorización y acreditación de universidades y centros universitarios, reforma que está “a punto”, según ha indicado el ministro. “El objetivo esencial de las universidades es la enseñanza de calidad, y esto se refuerza con la investigación y la transferencia”, añade.

El ministro también ha querido poner énfasis en la idea de que la universidad es considerada fundamental por “todos los actores”, sin embargo, esto no se cumple en la práctica cuando el país atraviesa “momentos de austeridad”. “Se está en la falacia de que cuando hay crisis económica, lo primero que se recorta es la universidad, como si fuera un lujo”, se ha quejado. Y ha instado también a impulsar la autonomía en la Universidad, cuestión que tampoco se cumple a nivel práctico, según Castells.

Así, el ministro aboga por hacer efectivas estas dos cuestiones (darle prioridad a la Universidad y dotarla de verdadera autonomía), pero para ello, recuerda, hace falta un “gran consenso”.

Entre las reformas que necesita la Universidad en estos momentos, Castells ha puesto de ejemplo el Estatuto del Personal Docente e Investigador, documento que, tal y como ha reconocido, también se encuentra con dificultades de aprobación por la falta de acuerdos.

SIN CONSENSO ABSOLUTO PERO SÍ DE LA MAYORÍA

En este sentido se ha manifestado el presidente de Crue Universidades Españolas, José Carlos Gómez Villamandos, que ha descartado que se apruebe este Estatuto sin acuerdo, aunque ha matizado este asunto.

Según ha dicho, la aprobación de este documento no tiene por qué aprobarse con un “consenso absoluto”, pero sí por lo menos con el acuerdo de “la mayoría” de los agentes inmersos en el proceso de negociación del mismo. “Si vamos al consenso del 100%, cada uno de nosotros tendríamos posibilidad de veto, y no creo que eso fuera bueno en este momento”, ha justificado.

Tal y como ha comentado, “se trata de convencer y consensuar”, pero reconoce que al final lo que hay que hacer es tomar decisiones al respecto. Y ha deseado que, en lo que respecta a este Estatuto del Personal Docente e Investigador, impere el criterio de la mayoría, que además espera que sea “todos”.

Comentarios de Facebook