Quantcast

La Diputación Provincial de Huesca inaugura la exposición ‘Arte Ingenuo. Colección Santos Lloro’

La Diputación Provincial de Huesca inaugurará este viernes, 25 de septiembre, la exposición ‘Arte Ingenuo. Colección Santos Lloro’, a las 19.00 horas, en la sala de exposiciones y la sala Saura de su sede, ubicada en la capital oscense. Dicha muestra estará disponible hasta el próximo 7 de febrero.

Esta exposición albergará 700 piezas de la colección de Javier Santos que abarcan un periodo comprendido desde la Edad Media hasta la actualidad bajo una apariencia estética de una mayor o menor ingenuidad. La institución provincial abrirá esta muestra con un completo programa de actividades didácticas y divulgativas y con medidas preventivas para garantizar la seguridad de los asistentes, como la limitación de aforo.

El presidente de la Comisión de Cultura de la DPH, Francisco Mateo, ha afirmado en la rueda de prensa de presentación de este jueves que “la Diputación presta la importancia que merece el hecho de que la cultura llegue a todo el territorio; esta exposición es un buen ejemplo de ello ya que los altoaragoneses van a poder disfrutar de ella hasta comienzos del año que viene en la sede provincial y, posteriormente, se instalará en un museo en la villa de Benasque que podrá ofrecer así turismo cultural a los visitantes y un aliciente para sus habitantes”.

SANTOS LLORO

La Colección Santos Lloro es inédita y está formada por más 3.000 obras y objetos “de extraordinaria rareza”, que transcurren desde la Edad Media hasta hoy en día, de artistas consagrados como Joaquín Torres García, Rafael Pérez Barradas; Rosario de Velasco; Carlos Sáenz de Tejada; Xavier Nogués; María Pidelaserra y también de autores anónimos y pequeños maestros. Por su parte, Santos ha valorado por igual todas las piezas, con independencia de la relevancia artística que tengan.

Dicho artista comenzó desde niño a coleccionar con una vocación determinada, según ha explicado, por un “código genético” que le ha llevado a querer “buscar, localizar y adquirir estas piezas de una manera prácticamente compulsiva y cuando ya las tiene se dirige a por otras porque es lo que le llena como coleccionista”. Santos es consciente de la función social que puede desempeñar esta faceta cuando la colección se instale en un museo y pase así a formar parte del acervo colectivo.

Esta exposición muestra objetos muy dispares entre sí: obras de culto, útiles de uso cotidiano, piezas de entretenimiento y cosas que no tienen ninguna finalidad concreta. Algunas de ellas encajen bajo conceptos como artesanía, arte Naíf o Art Brut, pero Santos ha preferido el término “ingenuo” porque no carga con los lastres ideológicos ni con los prejuicios socialmente establecidos que perjudican, en su opinión, a las disciplinas citadas con anterioridad.

La ingenuidad ha estado presente siempre en la historia del arte, tal y como pone de manifiesto esta exposición. Según Santos, “el artista ingenuo es el más libre porque no crea su obra con la intención de vender, ni de pasar a la posteridad ni tampoco, en muchos casos, tiene una formación reglada que le lleve a usar los cánones artísticos de una época ni los patrones estéticos de una disciplina concreta”.

Todo ello se ha traducido en piezas de arte de niños, adultos no formados o adultos formados que toman algunos aspectos del lenguaje plástico de los anteriores grupos y se escenifica en un lenguaje sincero, simple, poético y aparentemente infantil.

Este coleccionista tiene un universo familiar repleto de imágenes artísticas: sobrino de Ángeles Santos, Emilio Grau Sala y Rafael Santos Torroella, primo de Julián Grau Santos y hermano de Antonio Santos. Veraneó con frecuencia durante su infancia en Lupiñén y ejerció el inicio de su carrera profesional como notario en Benasque, donde en la actualidad tiene su segunda residencia.

PROGRAMACIÓN

La exposición va a tener un enfoque participativo. La institución provincial ha programado actividades durante los próximos meses como visitas guiadas, visitas específicas para familias y público infantil y talleres especializados a cargo de artistas como Isidro Ferrer, Antonio Santos, Flavio Morais y Pep Carrió; una conferencia dramatizada impartida por el escritor Grassa Toro para revisar el concepto de arte y una convocatoria pública para seleccionar diez proyectos artísticos que relacionen literatura de cordel y aleluyas con la actualidad sobre el coronavirus.

En este sentido, Francisco Mateo ha agradecido a Javier Santos “su generosidad porque esta exposición, una parte importante de su colección, se instalará en el Palacio Condes de la Ribagorza y en la Borda Albar de la villa de Benasque, una edificación antigua que la DPH y el Ayuntamiento han rehabilitado y acondicionado para convertirla en un museo que acoja estas piezas y que abrirá sus puertas próximamente”.

El alcalde de Benasque, José Ignacio Abadías, ha recalcado que “la DPH ha apoyado, ha arropado y guiado al Ayuntamiento y ha hecho un catálogo excepcional de esta exposición que se convertirá en un museo que será muy importante porque Benasque es famosa por su turismo de montaña pero carece de oferta cultural y esta iniciativa será un polo de atracción para quienes busquen ese tipo de turismo”.

Como máximo 90 personas podrán coincidir la sala de exposiciones y treinta en la sala Saura. Son los aforos delimitados por la institución provincial y que deberán cumplirse para acceder a esta exposición, cuya apertura se frustró el pasado mes de marzo con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus. La DPH también ha editado una publicación que contextualiza esta muestra, contando con textos del crítico y poeta, José Corredor Mateos o Juan Manuel Bonet, y artistas como Josep Casamartina, entre otros.

Comentarios de Facebook