Compartir
/COMUNICAE/

Enchufar los electrodomésticos en regletas con interruptor que se puedan desconectar totalmente puede reducir la factura de la luz en unos 60 euros al año

Los españoles llevan años reduciendo el número de bombillas en casa, cambiándolas por luces LED, buscando el mayor número de “A” a la hora de comprar nuevos electrodomésticos. Sin embargo, ¿alguien se preocupa por ese portátil que se pasa días enchufado sin utilizar con el pilotito parpadeando o de apagar las regletas?

Aunque a simple vista parezca algo insignificante, la Universidad de Berkeley (California) calcula que estos “aparatos en espera” pueden llegar a suponer entre un 10 y un 20% de la factura mensual. De hecho, el pasado año se gastó una media de 647,13 euros de consumo eléctrico por hogar, cifra extraída del simulador de la factura de la luz de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), pero si se hubiera apagado completamente cada electrodoméstico en ‘stand by’, el ahorro llegaría hasta 130 euros al año. La cuantía variaría en función de cuántos aparatos se tengan en casa y lo que consuma cada uno de ellos cuando está en ‘modo reposo’.

Aunque la solución ante este consumo fantasma es sencilla, desconectar los aparatos una vez se hayan usado, esto no es siempre posible con aparatos como hornos o frigoríficos. Por ello, desde Kipin Energy han detectado 5 electrodomésticos que consumen una gran cantidad de energía en ‘stand by’ o enchufados sin utilizar y que la mayoría de los españoles nunca desconectan:

Televisión: es uno de los grandes agujeros económicos en los recibos de la luz y no por lo que consumen por sí solos. Normalmente, las televisiones suelen estar enchufadas junto a reproductores de Blu-Ray, DVD, decodificadores TDT que todos juntos pueden superar los 30 euros de gasto anual en ‘stand by’, según la OCU. O lo que es lo mismo, todo este equipo en “modo reposo” cuesta al año 3 veces más que tener un radio despertador conectado las 24 horas del día los 365 días del año.

Altavoces inteligentes. Alexa, Google Assistant y otros asistentes virtuales han llegado a los hogares gracias a los altavoces inteligentes que, con una sola orden, pueden realizar pequeñas acciones para reducir el gasto como apagar o encender las luces de casa. Sin embargo, el gasto anual de tener uno de estos dispositivos en espera varía entre los 3 y los 7 euros, dependiendo del modelo.

Cafetera. Estos dispositivos que solo se usan unos pocos minutos al día pueden llegar a suponer un gasto energético de 17 mil millones de kWh al año en toda Europa, según un estudio de la Comisión Europea, o lo que es lo mismo, 2.500 millones de euros. Gran parte de esta energía no se consume al hacer café, sino cuando la cafetera está en ‘stand by’ manteniendo el agua caliente, algo que conlleva un gasto comparable al de un ordenador de sobremesa en modo de espera, según afirma la OCU.

Ordenadores portátiles. ¿De qué sirve contar con un ordenador portátil con horas y horas de batería si está permanentemente conectado al enchufe de casa? Este gesto no solo conlleva casi 6 euros más al año en la factura de la luz, ya que a la larga puede restar la vida útil de la batería del dispositivo.

Regletas. Todos los hogares cuentan con una o varias de ellas. Sin embargo, por pequeñas que sean estas regletas consumen energía salvo que se trate de regletas con interruptores que permiten al usuario desconectar completamente el aparato que quiera o aquellos modelos con eliminador automático de ‘stand by’ que se apagan cuando detectan una bajada de tensión en el dispositivo, impidiendo que entre en reposo. La OCU aconseja enchufar los electrodomésticos en regletas con interruptor para facilitar la desconexión. Esta medida puede reducir la factura de la luz en unos 60 euros al año.

Guillermo García–Baragaño, director general de Kipin Energy, destaca que “son muchos los aparatos electrónicos que, por descuido o por simple desconocimiento, dejamos enchufados sin utilizarlos todo el día. Para evitar sustos a la hora de pagar el recibo de la luz es fundamental identificar estos electrodomésticos y desconectarlos. De esta forma, reduciremos el gasto. Desde nuestro servicio de Kipin Touch ofrecemos asesoramiento personalizado y ayudamos a detectar esos aparatos que más gastan para que el cliente pueda pagar solo por lo que consume”.

Fuente Comunicae