Quantcast

Cómo romper un candado

Seguramente te ha ocurrido que, al momento de asegurar una puerta, maleta o una bicicleta con un candado se te ha olvidado la combinación, incluso la llave. Sabemos que esto es tedioso y frustrante. Pero, ¡tranquilo! Existen maneras para abrirlo. Queda en ti, elegir entre los métodos que no comprometen su uso y los que sí lo hacen.

Utilizando ganzúas

Ganzúas: Una forma de abrir un candado

Esta es una forma que te permitirá mantener tu candado en buenas condiciones. Lo único que tienes que hacer es adquirir un juego de ganzúas de diferentes tamaños, y así conocerás cual es la más apta para este trabajo.

La ganzúa tomará la función de una llave, por lo tanto posibilitará que los pernos de la cerradura se levanten y se abra automáticamente. Para ello, deberás maniobrar la herramienta e intentar girarla. Todo esto llevará cierto tiempo, ya que tienes que intentar que cada pistón se levante, de atrás hacia adelante.

Utilizando clips

Los clips como método para abrir un candado

Es un método más económico, porque no necesitas comprar un juego de ganzúas; solo necesitas dos clips. Sin embargo, la apertura de la cerradura dependerá del modelo, ya que si es uno nuevo es posible que esta forma no te funcione.

Para abrir un candado con unos clips, lo que debes hacer es desenredar uno y moldearlo hasta formar una “L”. Con el otro harás el mismo proceso, solo que esta vez, dejarás su punta libre.

El clip en forma de “L” lo introduces en el lado izquierdo del cerrojo, mientras que con el otro realizas diversos giros hasta escuchar el sonido que indica que tu cerradura se abrió finalmente.

Método bypass

Con una lámina puedes abrir un candado

Es una forma de apertura de candados que se basa en introducir un material fino, flexible y sólido. Para ello, puedes cortar una lámina metálica de una lata o de una tapa de un envase de pintura, lo que sea que te posibilite introducir el elemento en el cerrojo sin que se estropee.

Ahora, para lograr abrir tu pasador, coloca la hojilla en el arco y adáptala al mismo, esto te permitirá deslizarla lentamente en el interior del candado. La finalidad es que muevas el material hacia tu derecha, permitiendo que el perno se desenganche de la curvatura y se abra el candado.

Rompiendo un candado con una cizalla

Rompiendo un candado con una cizalla

La cizalla te permitirá romper tu cerradura aplicándole presión. Esto dependerá del grosor o como se encuentre asegurado el arco, algo que impedirá el destroce del mismo.

Para romper el candado, debes colocar la cizalla en uno de los lados del arco. Luego, aprieta los mangos de la herramienta hasta que veas que la curvatura de tu candado se haya roto.

Abriendo un candado con un taladro

El taladro puede ser útil para abrir un pasador

Para esto es necesario que cuentes con un taladro de buena potencia, además de una broca de acero para penetrar satisfactoriamente la cerradura y destruir los pernos que impiden la apertura de este.

Para lograrlo, tienes dirigir tu taladro a la zona exacta, en la que el cilindro se une con los pistones. Asimismo, al taladrar debes hacerlo verticalmente, es decir en orientación hacia la curvatura del pasador.

Con dos llaves inglesas

Otra manera de abrir un candado es con llaves inglesas

Es el método más popular, ya que es el que más se encuentra en Internet. Y cómo no va a ser, si todo el mundo tiene llaves inglesas guardadas en sus cajas de herramientas. Además, que no implica gastar en buenas herramientas para intentar abrir una cerradura.

Para ello, debes colocar la punta de cada llave inglesa en uno de los lados del arco, hasta que obtengas una forma en “V”. Luego, haz presión hacia dentro, es decir las vas a cerrar, hasta que los mangos se unan entre ellos.

Todo eso, generará una especie de método palanca, que permitirá que el área donde la curvatura se une con la cerradura se salga, ya que en esta zona no existe mucho material, por lo que se considera como el sitio débil del mismo.

Con una sierra

La sierra es ideal para aperturar un candado

Como te mencionamos anteriormente el punto débil del candado es su arco. Por ende, puedes beneficiarte de esto usando una sierra para cortarlo. Claro, esto depende del grosor o si incluye materiales extras que lo protegen del uso de esta herramienta.

En caso de la cerradura sea un modelo básico, debes adquirir una sierra acorde a esta tarea, en otras palabras, que sea de calidad, porque de lo contrario es posible que no logres comprometer la curvatura y pierdas la paciencia al intentarlo. O mucho peor te hagas algún daño que implique ir a urgencias.

Abrir el candado con un martillo

El martillo es una de las herramientas con las que puedes abrir un cerrojo

No es un método muy convencional, ya que si el candado es resistente o si el arco estan sobreprotegidos, es probable que el martillo no haga que la curvatura vibre y posteriormente permita la apertura.

Pero, si no es así, lo que tienes que hacer es agarrar firmemente el pasaporte, mientras que con la otra, usas el martillo para golpear dócilmente su arco. Asegúrate de hacerlo varias veces, antes de examinar si realmente se abrió. De igual forma, evita realizarlo de forma fuerte, porque esto puede dañar el sistema de cerrado y apertura del cerrojo.

Recuerda que estos métodos son solo para guiarte a cómo abrir un candado en caso de haber extraviado la llave. No son trucos para que abras cerraduras de personas ajenas ni para que cometas alguna infracción.

Comentarios de Facebook